fbpx
Logo Guijarro Hermanos

Domótica para hoteles

o41701v4 iON 108 BK iON8 BK VA_nn-PI (1)
Tiempo de lectura: 5 minutos

Los usuarios de hoteles son cada vez más exigentes en cuanto a los servicios que pretenden obtener durante su estancia, ya sea por un viaje de vacaciones o una estancia de negocios.

En un hotel se puede conseguir crear una experiencia de usuario personalizada y mejorar el confort en la estancia mediante la instalación de domótica.

¿Qué es la domótica para hoteles?

Instalar un sistema domótico en un hotel permite realizar la automatización de las instalaciones de este, consiguiendo tanto controlar de manera totalmente autónoma los procesos tales como encendido y apagado de luces o la climatización de las habitaciones, hasta permitir un control personalizado al usuario de la estancia, dejando que pueda programar a su gusto acciones como la subida y bajada de persianas, el accionamiento de los elementos de ocio, o el control de escenas de iluminación.

Todo ello, mediante un sistema centralizado que permite, además, gestionar de manera global todas las instalaciones propias del edificio, tanto las de las estancias como las comunes (pasillos, restaurantes, zonas de ocio, piscina, etc.) simplificando mantenimientos y mejorando procesos.

Elementos de la domótica

Lo habitual en una instalación domótica de un hotel es automatizar totalmente las zonas comunes, y dejar semiautomatizados los procesos de las habitaciones.

Un sistema domótico se compone de sensores (elementos que procesan las acciones y emiten órdenes de qué hacer), y actuadores (son los equipos que realizar las acciones que el sistema considera en cada momento teniendo en cuenta la información de los sensores).

En un hotel, los elementos sensores más utilizados son los detectores de presencia (para pasillos, hall, aseos y zonas comunes), los termostatos (tanto generales como para zonas comunes, como termostatos de estancia para las habitaciones) y los pulsadores multifunción (pueden ser controladores mediante botoneras, pantallas táctiles, sistema de visualización, etc.).

En cuanto a los actuadores, los más utilizados son los actuadores de iluminación (tanto conmutación ON-OFF como atenuadores para regulación de luz), los actuadores de persianas (para control de persianas, toldos y estores), y los actuadores de climatización (para sistemas de calefacción o para sistemas con fan-coil).

Para conseguir una mejor solución de automatización en un edifico con necesidades tan concretas como un hotel, el sistema domótico más recomendado es KNX, estándar europeo para automatización.

 

 

Ventajas de la domótica en hoteles

Instalar un sistema domótico en un hotel proporciona innumerables ventajas tanto al usuario como al propietario del hotel.

Ventajas para el usuario

Flexibilidad: La programación flexible de los elementos y su uso remoto permite al huésped interactuar completamente con todos los elementos de su habitación, tales como encender o apagar el sistema de sonido, regular la luz o programar un horario para la subida o bajada de persianas.

Control de escenas: El usuario puede crear escenas a su gusto y guardarlas para activarlas cuando así lo necesite.

Por ejemplo, el controlador multifunción iON 108 KNX de Theben permite programar y guardar hasta 20 escenas diferentes, y controlarlas de una manera remota con un smartphone de forma directa descargando una app con clave de usuario y permiso temporal definible.

El huésped puede elegir escenas de luces, persianas, temperatura y otros usos para trabajar, ver la televisión, dormir o simplemente relajarse, y cambiar de una a otra a su gusto.

Confort: La automatización de procesos como la ventilación o el control de temperatura, permite que el usuario siempre tenga las condiciones ideales de confort en la habitación, sin tener que preocuparse por subir o bajar la temperatura.

Por ejemplo, el sensor de CO2, humedad y temperatura AMUN 716 KNx de theben, permite conocer los valores de CO2 de la estancia para accionar sistemas de ventilación, y además puede funcionar como termostato de estancia y enviar datos de temperatura para controlar los actuadores de climatización.

También, el actuador para fan-coil FCA 2 KNX de Theben controla de forma automática los sistemas de fan-coil con total precisión, recibiendo los datos de los sensores de las estancias.

Experiencia personalizada: La domótica permite al usuario interactuar con su estancia, pudiendo disfrutar de las comodidades de la habitación de una forma totalmente personalizada.

La programación permite la flexibilidad en el uso de todos los elementos conectados al sistema.

Ventajas para el hotel

Eficiencia energética: La automatización de procesos permite controlar el uso de las instalaciones, y limitarlo o gestionarlo de manera más eficiente.

Como ejemplo, la instalación de detectores de presencia en pasillos y zonas comunes del hotel, como el theRonda S360 FLAT KNX, permite no solamente controlar la iluminación en función de la presencia de personas, sino también regular la intensidad de la misma, subir o bajar la temperatura en esa zona según haya ocupación, y activar o desactivar procesos asociados a la presencia de forma automática, como la llamada a los ascensores o el hilo musical.

Y los equipos solamente se encienden cuando es necesario, de manera eficiente.

 

Detector de presencia theRonda FLAT KNX de Theben

 

Control de consumos y ahorro: Sin duda, uno de los mayores alicientes para los propietarios de un hotel es el ahorro en la factura eléctrica que consiguen gracias a la automatización.

No solo se consigue ahorrar gracias al control de los procesos de los huéspedes, sino que al tener integrados todos los procesos en un mismo sistema, maximizamos las posibilidades de la instalación con el mínimo consumo y con total precisión, con lo que también se ahorra en mantenimiento y funcionamiento innecesarios.

La automatización mediante un sistema en bus, como KNX, permite monitorizar los consumos de los elementos del edificio, visualizarlos, y gestionarlos de tal forma que sean lo más eficientes posibles.

Por ejemplo, temporizando los encendidos de las luces ornamentales, o limitando las temperaturas máximas y mínimas de las estancias de manera individual.

Flexibilidad: Un hotel puede apostar por la domótica KNX, incluso si lo que acomete es una reforma.

La gran flexibilidad y variedad de productos KNX permite introducir o ampliar las instalaciones domóticas sin necesidad de añadir cableados ni hacer obras mediante los equipo con conexión inalámbrica.

Un ejemplo de ello son los actuadores RF KNX de Theben, que pueden instalarse de manera discreta en cajas y registros, y actuar sobre persianas, luces, calefacción, etc. mediante la conexión al bus con un acoplador inalámbrico, con un excelente alcance y potencia de transmisión, y con transmisión de datos segura.

 

Actuadores inalámbricos RF KNX de Theben

 

Mejora de servicios: La introducción de un sistema domótico dentro de las prestaciones de un hotel permite ofrecer un servicio añadido al cliente, lo que genera un interés mayor en el usuario y una sensación de vivir una experiencia más completa.

La satisfacción del cliente provoca una mejora en la impresión de la calidad del servicio del hotel, y ello redunda en una mayor atracción al cliente y un potencial incremento en su negocio, además de una imagen de marca potenciada.

El fabricante alemán Theben ofrece una gran cantidad de soluciones de automatización KNX especialmente orientadas al control de instalaciones en hoteles.

Puedes encontrar más información de los productos y soluciones de Theben en www.guijarrohermanos.es/theben/

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch

Guijarro Hermanos
Teléfono de contacto 916 870 022