fbpx
Logo Guijarro Hermanos

Ahorro en oficinas con detectores de presencia de Theben

Ahorro en oficinas con detectores de presencia theben
Tiempo de lectura: 7 minutos

En una empresa, el consumo energético en sus instalaciones siempre es un importe destacado dentro de sus gastos.

En oficinas y puestos de trabajo, el consumo de electricidad se produce principalmente debido a la iluminación y a la climatización en los horarios laborales.

Este consumo se puede reducir y controlar de una manera muy sencilla, realizando una instalación de equipos que ayudarán a automatizar procesos y a ahorrar energía de forma discreta pero eficiente, y sin necesidad de una gran inversión.

Estos equipos son los detectores de presencia.

Detector de presencia: ¿Qué es?

Un detector de presencia es un sensor capaz de detectar los movimientos de personas en su zona de cobertura, actuando sobre la carga que tenga asociada, normalmente activando el circuito cuando existe presencia, y desactivándolo cuando las personas abandonan la estancia.

Este control se realiza mediante sensores infrarrojos pasivos (PIR), que son capaces de detectar los cambios de temperatura en el ambiente debido al calor desprendido por las personas.

Dependiendo de sus prestaciones, los detectores serán capaces de abarcar más o menos superficie con mayor o menor precisión.

Se suelen instalar en techo, ya sea de manera empotrada o en superficie.

Dentro de estos tipos, existen gran variedad de opciones según las necesidades de la instalación, con una cobertura mayor o menor, y distintos tipos de superficie para cubrir.

Por ejemplo, Theben ofrece modelos con área de cobertura circular 360º desde 8 hasta 24 metros de diámetro, pero también modelos específicos para cobertura de pasillos o estancias alargadas, con cobertura rectangular de 30×5 metros, e incluso exclusivos detectores con áreas cuadradas de hasta 11×11 metros, que se ajustan mejor a las dimensiones de las estancias y facilitan su mejor planificación.

Se dividen en dos tipos según su capacidad de detección: detectores de movimiento y detectores de presencia.

Estos detectores de movimiento son capaces de detectar movimientos más evidentes, tales como dar un paso o agitar los brazos.

Los detectores de presencia detectan este tipo de movimientos, pero además son capaces de percibir mínimos movimientos, como un giro de cabeza o los dedos deslizándose en un teclado de ordenador.

En oficinas y puestos de trabajo, debido a las particularidades de comportamiento de las personas que se encuentran en las estancias, se recomienda instalar siempre detectores de presencia, para asegurar que todos los movimientos que pueden sucederse en la zona sean perfectamente detectados.

 

Detector de presencia con cobertura cuadrada thePrema P360 de Theben.

Detector de presencia con cobertura cuadrada thePrema P360 de Theben.

 

Control de presencia/ ausencia

La principal característica de un detector de presencia es su capacidad para detectar el movimiento de forma inmediata.

Los detectores de presencia, como ya hemos dicho, son capaces de percibir mínimos movimientos dentro de su área de cobertura.

Una vez que detectan movimiento en su zona, activan el circuito al que están conectados (normalmente la iluminación) y lo mantienen encendido durante un tiempo, una vez que dejan de detectar movimientos.

Este tiempo de retardo es configurable y dependiendo del tipo de trabajo realizado en la estancia, se recomienda una mayor o menor duración del mismo.

Con esta función, en una oficina se asegura que siempre estará encendida la iluminación de una zona cuando haya personas, que no se encenderá el resto de iluminación de otras zonas de forma innecesaria, y sobre todo, nos aseguramos de que la luz queda apagada una vez que los empleados abandonan su puesto de trabajo.

Con estas sencillas premisas, se calcula que, dependiendo del punto de partida inicial de la instalación, se puede llegar a ahorrar entre un 40% y un 60% en el consumo de iluminación.

Control de luminosidad

Los detectores de presencia no solo ofrecen la posibilidad de controlar la iluminación en función de si hay o no personas en la estancia, sino que son capaces de asociar ese control a los niveles de iluminación natural en la estancia mediante sensores de luminosidad integrados.

Todos los detectores de presencia cuentan con un sensor de luminosidad que mide la iluminación ambiente.

En el detector se puede programar una iluminación como referencia (umbral).

Cuando se programa, el detector solamente encenderá la iluminación si, al detectar movimiento de personas, la iluminación de la estancia es menor que la que le hemos programado.

Así se consigue que la luz no se encienda cuando hay luz natural suficiente en la oficina, aprovechando la entrada de luz por las cristaleras y, en consecuencia, ahorrando horas de gasto de luz innecesario.

 

Control de luminosidad theben

 

Además, los detectores de presencia, al contrario que los de movimiento, son capaces de realizar un control constante de la luminosidad, lo que permite que, aunque la luz se haya encendido, se pueda volver a apagar si hay una aportación de luz natural suficiente y aunque haya movimiento de personas.

Por ejemplo, si los trabajadores de una oficina entran de madrugada a sus puestos y todavía es de noche, el detector de presencia encenderá la luz.

Pero, una vez que amanece, y si la luz natural es suficiente, el detector apagará la luz automáticamente, aunque las personas sigan trabajando allí, y no la encenderá de nuevo hasta que la luz natural sea escasa.

Esto permite un ahorro enorme en iluminación, pues se evita que la luz se mantenga encendida cuando ya no es necesaria.

Además, los modelos avanzados de detectores permiten la regulación progresiva de la iluminación en función de la luz que entra de forma natural.

Esto es posible siempre que las luminarias que controlan sean regulables.

Theben posee una gama muy amplia de detectores específicos con tecnología DALI-2, protocolo de control de iluminación estándar, capaces de regular luminarias DALI de forma autónoma o conectados a un bus de comunicación DALI.

La regulación no solo permite ahorrar energía, sino que va ajustando progresivamente y de manera automática la iluminación en función de las necesidades, consiguiendo un confort y una calidad visual imprescindibles para un puesto de trabajo.

Valor añadido: Control de climatización por presencia

Las posibilidades de ahorro que ofrecen los detectores mediante el control de la iluminación son innegables, pero, además de ello, se puede añadir un ahorro en consumo de climatización mediante detectores concretos.

Algunos detectores de presencia, diseñados específicamente para ello, cuentan con una segunda salida de control, independiente a la salida del circuito de iluminación.

Esta segunda salida suele estar diseñada para controlar la climatización de las estancias.

Permite que, una vez el detector ha detectado movimiento en su zona, no solo se encienda la iluminación, sino que el segundo circuito pueda encender a su vez la climatización (equipo de aire acondicionado, radiadores, sistema de ventilación, etc..) y mantenerla encendida mientras haya gente en el área de cobertura.

Por supuesto, también apagará los equipos una vez deje de detectar presencia; así evitamos que la climatización quede encendida sin necesidad, con el importante ahorro energético que ello conlleva.

El control de la climatización se realiza con un canal independiente (un segundo canal) porque las necesidades de este tipo de instalaciones suelen ser diferentes a las de iluminación.

Por ejemplo, el canal de climatización no depende del sensor de luminosidad, pues no le afecta en nada a su encendido, como sí lo hace en el canal de iluminación.

Además, los tiempos de encendido del canal suelen ser mayores, pues, mientras el encendido de la iluminación es instantáneo, para calentar o enfriar una estancia y mantener esas condiciones, se necesita que los equipos estén funcionando durante bastante tiempo, y que no se enciendan y apaguen continuamente, para no perder la temperatura ya conseguida.

También suele permitir un tiempo de retardo en la activación, por si se detecta un movimiento, pero la persona está de paso, no encender la climatización de manera innecesaria.

Theben ofrece una versión con dos canales en casi todos los modelos de detectores de presencia de su catálogo, permitiendo al usuario elegir si quiere controlar solamente la iluminación o también utilizar el detector para el control del clima.

 

Detector de presencia de 2 canales TheRonda S360 FLAT de theben

Detector de presencia de 2 canales TheRonda S360 FLAT de theben

 

¿Qué debo tener en cuenta en mi instalación?

Para sacar el mayor provecho al control de instalaciones por detectores dentro de una oficina, se recomienda tener bien definidos estos aspectos de la instalación:

  • Características de las oficinas a cubrir: Altura de techos, cómo están divididas las zonas de trabajo, su área correspondiente, si son espacios abiertos o despachos cerrados, etc.
  • Tipo de luminarias y circuitos: cómo son las lámparas que vamos a controlar, número de luminarias o circuitos por detector, posibilidad de regulación, encendidos sectorizados o generales, etc.
  • Aportación de luz natural: si existen ventanales que permitan aportar luz natural a los puestos de trabajo.
  • Control de climatización (si se desea controlar): tipo de sistema de climatización instalado en oficinas y despachos.
  • Funciones adicionales: en una oficina es interesante poder forzar encendido o apagado del detector en una estancia concreta, para usos tales como realizar una presentación en una sala de reuniones y poder apagar la luz. Los detectores de Theben poseen entradas externas asociadas al funcionamiento del sensor, que facilitan esta maniobra.

 

Distribución de cobertura en oficina abierta con detectores de área cuadrada theben.

Distribución de cobertura en oficina abierta con detectores de área cuadrada theben.

 

Además de todas estas recomendaciones, en una instalación de control de instalaciones por detección de presencia en oficinas es fundamental tener perfectamente definido cuál es el objetivo de la instalación y qué es lo que queremos obtener mediante esta instalación.

Teniendo claro el objetivo, y utilizando los detectores adecuados con una planificación correcta, el ahorro energético en la oficina se ve incrementado desde el primer día, y las condiciones de trabajo mejoran gracias al confort y el control automático de los sistemas que ofrecen los detectores de presencia.

De forma sencilla, discreta y con una inversión reducida.

Más información en www.guijarrohermanos.es

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch

Guijarro Hermanos
Teléfono de contacto 916 870 022